loader image
Participantes 2022

Emi

DESDE: Murcia

NOMBRE: Emi

LOCALIDAD: Campos del Río, Murcia

BIOGRAFIA:

Hola soy Emi y vivo en un pueblo pequeño y acogedor de Murcia. Mi afición por la pintura viene desde muy pequeño, llevo pintando toda la vida, de pequeño llenaba las libretas de garabatos y también las mesas del colegio, y así fue pasando el tiempo...

Cuando tenia 13 años unos vecinos del pueblo, que ahora son mis amigos pintaban graffitis, ellos son Trazos, Dank y Wenar, ellos siempre me animaban a pintar, ellos veían que el graffiti podía ser lo mío, aunque siempre me advertían que el spray era difícil de manejar y tenían razón, me costó muchas horas cogerle el truco al spray, pero ese mismo año se me presentó la oportunidad de mi vida, la oportunidad de poder aprender a pintar con spray, un gran artista murciano llamado NELS, que ahora llamamos maestro y amigo realizaba cursos de graffitis por toda la región y ese año tocaba hacerlo justo en mi pueblo, al lado de casa y me vino como anillo al dedo.

Nels era maestro del spray que nos enseñó la historia del graffiti y cómo se manejaba un spray, era justo lo que necesitaba. Las clases de Nels me cambió la forma de ver el graffiti y me enseñó los cimientos que me ayudaron a pintar como lo hago hoy, a partir de ese año gracias a Nels me tomé el graffiti como algo más serio y el graffiti se convirtió en mi hobby preferido, y así fue pasando el tiempo...

Cuando cumplí los 15 años y ya había pintado alguna chapuza por el pueblo, Lucia, la madre de uno de mis amigos graffiteros, Dank, nos llamó para pintar un mural en la empresa conservera más importante del pueblo, de la Región y parte de España, Halcón Foods, fuimos a pintar Trazos, Dank y yo, era nuestro primer trabajo formal y para ser novatos no nos salió tan mal, ese momento fue crucial porque sentí que algún día podía vivir de la pintura, fue una experiencia guapísima y con esa felicidad fuí haciendo trabajos que conseguí gracias al boca a boca de los vecinos, y así fue pasando el tiempo...

Cuando era mayor de edad y rondaban los 20 años ya había realizado algunos trabajos de múrales por el pueblo, pero no los suficientes y la realidad me dió en toda la cara, no podía vivir de la pintura y tuve que buscarme un trabajo normal, y así fue pasando el tiempo...

Cuando cumplí los 25 años y no pintaba nada, mi trabajo de mozo de almacén ocupaba todas las horas de mis días, estar en un almacén no era ni de lejos el trabajo de mis sueños y además no me dejaba tiempo para pintar, recuerdo esa temporada muy dura y aburrida, pero lo que puede ir mal puede ir peor, en ese momento tan gris recibí el mayor palo que me ha dado la vida, el fallecimiento de un familiar muy importante, pero a mis hermanas se les ocurrió una brillante idea.

Mis hermanas me animaron a montar mi propia empresa, para hacer algo que realmente me gustaba, para tener la mente ocupada y animarme a salir del momento tan duro que pasaba. La idea era montar una empresa de pintura o algo relacionado con ella, para aprovechar el talento que decían que tenía y poder vivir de ello, la idea me encantó, la idea fue tomando forma y decidí montar un estudio de tattoo, que era algo relacionado con la pintura y además era muy rentable, en este trabajo donde aprendí muchísimas cosas, unas malas y otras muy buenas, aprendí que jamás debería haber dejado mi pasión por la pintura. Gracias a mis hermanas me animé a revivir mi vida artística, y así fue pasando el tiempo...

A los 3 años de tener el estudio de tattoo me di cuenta que el tatuaje no era lo mío, el tatuaje no me llenaba y cuando todo parecía que iba bien decidí dejarlo todo, cuando el estudio iba bien, cuando tenía los dos mejores compañeros de trabajo que se puede tener, Sr Boga y Sergio Raza, dos personas que eran desconocidas antes de montar el estudio y que pasaron a ser gente importante en mi vida, decidí dejar el estudio y  traspasarlo a uno de mis compañeros, a Sergio Raza.

Yo tuve que buscarme la vida y tuve que volver a trabajar de mozo de almacén, cosas de la vida, das 3 pasos hacia delante para dar uno hacía atrás, pero al menos tenía trabajo, y así fue pasando el tiempo...

Cuando dejé el estudio de tatuaje me arrepentí de no haber conseguido vivir de algo relacionado con la pintura, creo que fallé en orientar mi empresa en solo tatuajes y no en murales que era lo que a mí realmente me gustaba, pero los arrepentimientos no valían para nada y menos cuando estás descargando un camion en un muelle de carga.

Al poco tiempo se me acabó el contrato en la empresa donde trabajaba de mozo de almacén y decidí volver a intentar ganarme la vida en algo relacionado con la pintura, pero está vez sabía que los murales iban a ser lo primero, gracias al estudio de tatuajes había conocido a mucha gente y tenía muchos clientes, no hay mal que por bien no venga, y gracias a ellos me salían trabajos muy a menudo de murales y retratos, y así fue pasando el tiempo...

Ahora después de mucho tiempo, muchos golpes y mucha suerte, me dedico a pintar y creo que tengo el mejor curro del mundo. En esta vida lo que es para tí acaba siendo para tí, la pintura era lo mío, ya lo decía mi madre, y ahora me paso el tiempo pintando por el mundo.

Este es un pequeño resumen de mi vida artística y personal. Un saludo, Emi.

COMPARTE ESTE CONTENIDO EN REDES SOCIALES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies